publicidad


La investigación biomédica, la más perjudicado por la crisis económica

«El objetivo principal y final de la investigación biomédica es la prevención de las enfermedades y la curación de los pacientes; partiendo de este hecho, es posible que los actuales recortes de financiación en este campo se vinculen con peores resultados futuros en la atención de estas necesidades», según expuso Agustín Zapata, catedrático de biología celular de la Universidad Complutense de Madrid, en el marco de un "Debate en Red", promovido por el Instituto Roche y retransmitido en directo a través del Canal MDI.

Bajo el título «Financiación de la investigación biomédica en un contexto de crisis: un compromiso público-privado», expertos españoles de distintos ámbitos de la investigación básica y clínica dieron su opinión sobre los retos y posibilidades que plantea la actual coyuntura económica en el ámbito de la investigación biomédica en nuestro país. La sesión sirvió para ofrecer una visión crítica y realista de un campo de la Investigación y el Desarrollo (I+D) que está sufriendo de forma particularmente nefasta la crisis económica.

Diagnóstico de la situación

Como reconoció el moderador del debate, el catedrático Agustín Zapata, «la investigación biomédica en nuestro país es el sector de I+D que más se ha visto perjudicado por la actual crisis económica». Esto es así en gran parte, a su juicio, «porque la industria farmacéutica, que es clave en el desarrollo de ensayos clínicos y de otras iniciativas de investigación básica y clínica, está siendo sometida a importantes restricciones y ha optado por minimizar sus inversiones en este ámbito». Ante esta situación, se coincidió en señalar que invertir en investigación biomédica pasa por ser en estos momentos la mejor alternativa posible para evitar el colapso de la sanidad pública española, «aunque para racionalizar los costes y optimizar los recursos es indispensable priorizar necesidades y diversificar los estudios», recalcó Emilio Muñoz, presidente del comité científico de ASEBIO. Similares ideas expuso Fernández-Avilés, para quien «la crisis económica ofrece la posibilidad de priorizar y optimizar recursos»; por ello, recomienda, «debemos rediseñar y reinventar la forma en la que se hace esta investigación, buscando una mayor utilidad y la rápida traslación a la práctica clínica».

Margen de mejora

Respecto a las medidas a adoptar para salir de esta situación, se acepta como urgente y necesario un cambio de actitud. Resulta imprescindible que se acepte a la investigación biomédica como un elemento esencial para la salud y prosperidad del sistema sanitario. Y no sólo eso, añadió Emilio Muñoz, «también debemos reconocer y difundir que genera importantes retornos económicos». En el Reino Unido, por ejemplo, comentó que se ha calculado que por cada libra de inversión en enfermedades cardiovasculares y mentales, se retornan 0,39 céntimos de libra.

También se aconsejó fomentar las estructuras de investigación cooperativas (como las redes temáticas, los CIBER, los institutos de investigación sanitaria, etc.), que han servido para superar muchas de las barreras que se plantean en la investigación trasnacional.

Valora este artículo
(0 votos)
  • Modificado por última vez en Martes, 23 Abril 2013 06:21

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

Comunidad